No podemos estar más contentos de vivir una época de nostalgia, en la que cualquier momento es apropiado para recordar algunos de los grandes éxitos tecnológicos. Lo hemos podido disfrutar con la Mini NES Classic, luego con la Mini SNES Classic y ahora ha llegado el turno de otro grande del sector, The C64 Mini, el merecido homenaje a Commodore.

The C64 Mini, otra versión de tamaño reducido

Como estamos ya acostumbrándonos, The C64 Mini llega, tal y como indica su nombre, en una reducción de tamaño considerable, más aún cuando tenemos un teclado que simular al origina. Y decimos “simula”, porque en realidad el teclado no es funcional, sino un simple acabado de plástico que, al menos, retrata visualmente de forma perfecta lo que el Commodore ofrecía originalmente.

El joystick que incluye sí que es de tamaño real. Por alguna razón no clona los movimientos, ruidos y sensaciones que el original sí que ofrecía. Es raro dado que uno de los principales valores de las anteriores plataformas homenajeadas era la utilización de mandos completamente idénticos a los originales, pero claro esto no es Nintendo.

64 juegos para honrar a la C64 Mini

La C64 Mini incluye, obviamente de forma voluntaria, 64 juegos clásicos que harán las delicias de todos los apasionados de esta plataforma tecnológica. Como sucede con los anteriores desarrollos, en esta ocasión también podemos adaptar gráficamente la pantalla a nuestro soporte de visión o simular al máximo (con líneas de televisor antiguo incluidas) los juegos y experiencias de antaño.

Posee un interfaz muy similar al de las plataformas de Nintendo, con el que podemos escoger entre todos los juegos ofrecidos, leer una descripción, ver un vídeo previo del gameplay del juego o incluso grabar partidas para recuperarlas en el punto de guardado cuando queramos.

Conectividad excelente, jugabilidad no tanto

La conectividad de la C64 Mini es inmejorable. El cable HDMI nos permite conectarlo con una comodidad perfecta. Además, el joystick cuenta con una longitud de 1,5 metros. No es tecnología inalámbrica pero al menos nos ofrece más espacio para acomodarnos mejor a una silla cercana a la televisión o en el mismo suelo, si las piernas nos lo permiten a estas edades.

Inconvenientes de la C64 Mini

Lamentablemente la jugabilidad de la C64 Mini se ve lastrada por las sensaciones del mando. Aunque responde perfectamente a cualquier movimiento y pulsación de botón, los acabados no son de la calidad que se espera de una simulación de un hardware del año 1980. La mejor parte se la lleva el software, de hecho, dado que incluye la posibilidad de recibir actualizaciones, con la más que probable suma de nuevos juegos conforme se vayan adaptando a esta plataforma con el tiempo. The C64 Mini saldrá a la venta el 29 de maro por un precio de 79,90 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here