Las cámaras de vigilancia están obteniendo importantes lanzamientos en los últimos meses, gracias al desarrollo de la tecnología propia del sector y a su vinculación con los teléfonos móviles. Pero a pesar de ello, sigue siendo un mercado ampliamente desconocido para muchos usuarios, que lo consideran caro, complejo y difícil de gestionar. Por esa razón, el recientemente anunciado lanzamiento de la cámara de vigilancia TP-Link NC260 es tan importante. Consiste en uno de los primeros modelos de alta calidad, a un precio realmente competitivo y con un interfaz desarrollado específicamente para los usuarios que no tienen experiencia en este mercado.

Prestaciones de la cámara de vigilancia TP-Link NC260

En primer lugar, la TP-Link NC260 tiene un atractivo diseño y una base sobre la que se apoya. Puede parecer un detalle insignificante, sin embargo evita la instalación en techos y otras superficies del dispositivo, algo que desmotiva la compra por parte de muchos usuarios. Por otra parte, ofrece un diseño muy atractivo que puede compaginarse muy bien con casi todas las decoraciones actuales de un hogar.

La cámara ofrece vídeo en directo, para poder monitorizar una estancia a través de un dispositivo móvil que tengamos vinculado, en calidad HD para una definición más que suficiente. De hecho, la cámara de vigilancia TP-Link NC260 también sirve como cámara de visión nocturna, garantizando con ello una supervisión del lugar durante las 24 horas del día. Respecto a las funciones que incluye, detecta tanto sonido como movimiento.

Gran conectividad

Es posible relacionar de una forma muy sencilla nuestro teléfono móvil y, por ejemplo, si detecta algún ruido o el movimiento de una persona, se nos envía inmediatamente una notificación con la alerta. Los usuarios podemos conectarnos en tiempo real con la cámara de vigilancia, a través de una conexión WiFi que tiene incorporada con una velocidad de hasta 300 Mb/s. Algo curioso es que también podemos comunicarnos con quienes estén en esa estancia, gracias a que incorpora 2 vías de audio en su parte posterior.

Para los amantes de la grabación de imágenes, la cámara de vigilancia TP-Link NC260 permite almacenamiento por tarjeta MicroSD compatible de hasta 32 Gb. Además, los datos de vídeo están encriptados para mayor seguridad.

La cámara de vigilancia TP-Link NC260 cuesta 70 euros, lo que además la sitúa como uno de los dispositivos con la relación de calidad-precio más atractiva de todos los disponibles en el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here