Los avances tecnológicos nos permiten reducir el tamaño de los dispositivos actuales, una tendencia que también se observa en el mundo de la impresión. ¿El resultado? Libertad sin límites, ya que podemos imprimir documentos e imágenes sin importar dónde estemos, proporcionando un enorme flexibilidad en el entorno laboral. Y además, nos olvidaremos para siempre de los engorrosos cables, ya que funcionan mediante Bluetooth o Wifi.

¿Te interesa este tema? ¡Estás en el lugar perfecto! En la entrada de hoy vamos a hablar de las impresoras portátiles. Analizaremos los distintos modelos que podemos encontrar en el mercado. Y finalizaremos con unos consejos de compra que te ayudarán a maximizar tu inversión.

Modelos de impresoras

Si estás cansad@ de buscar impresoras en los cibercafés para imprimir tus archivos, a continuación mostraremos los mejores modelos mini que existen en la actualidad.

HP Sprocket Plus

Comenzamos con la impresora HP Sprocket Plus, que capaz de imprimir fotografías un 30% más grandes que anteriores modelos de la gama. Utiliza la tecnología de impresión Zink Zero Ink, que además de reducir en gran medida el consumo evita que perdamos tiempo con el secado de la tinta. Y un papel termosensible denominado ZINK Smartsheet, que transforma los datos en colores de manera similar a las cámaras Polaroid.

Sus dimensiones son de 141,9 mm x 89 mm x 18 mm, muy cercanas a un phablet pero algo más grueso. Solo pesa 205 gramos, por lo que podrás llevarlo en cualquier bolsillo de la chaqueta sin problemas. Incluye Bluetooth 4.0 y es compatible con Android 4.4 o iPhone 5 en adelante. Además, soporta los principales formatos de impresión como BMP, GIF, JPEG, PNG y TIFF, aunque no RAW.

HP Sprocket Plus tiene un precio aproximado de 110 euros. Mientras que el paquete con 20 láminas ZINK Smartsheet asciende hasta los 12,66 euros, por lo que cada foto te costará unos 60 céntimos. Su principal característica es que obtenemos una imagen inmediata, con un nivel de calidad equiparable a las impresoras profesionales de mayor formato. Ideal si quieres inmortalizar una reunión con familiares y amigos y regalar a cada participante una fotografía del encuentro.

Huawei Pocket Photo Printer

La impresora portátil mini Huawei Pocket Photo Printer tiene un diseño que nos recuerda bastante a una batería externa. Está fabricada en aluminio de gran calidad y cuenta con la tecnología de impresión sin tinta Zink, que se basa en unos microcristales para imprimir los archivos. También dispone de Bluetooth 4.1, por lo que podremos pasar cualquier fotografía a otro dispositivo e imprimirla en menos de un minuto.

Dispone de unas dimensiones de 120 x 80 x 22,3 mm y no llega a los 195 gramos, por lo que es fácilmente transportable. Su conexión es inalámbrica y no necesita cartuchos de tinta, ya que todo el material necesario para imprimir está incluido en el papel fotográfico. El precio de estos consumibles es de unos 40 céntimos la unidad. Y podemos encontrarlos sin problemas en paquetes de 20 a 100 unidades en eBay, Amazon o AliExpress.

En cuanto a su autonomía, incorpora una batería de 300 mAh que permite imprimir 23 fotos sin necesidad de recarga. Y todo ello con una calidad de imagen de 313 x 490 dpi, compatible con sistemas operativos iOS y Android. Una de las grandes ventajas de este gigante asiático es su precio. Y en el caso del Huawei Pocket Photo Printer no supone una excepción: en AliExpress cuesta menos de 50 euros con un paquete de 20 láminas.

HP Officejet 200 Mobile

Y acabamos nuestra análisis de los mejores modelos de impresora portátiles pequeñas con la HP Officejet 200 Mobile. Sus características son completamente distintas, ya que está diseñada para uso profesional y ofrece una velocidad de impresión y calidad de imagen muy superior a las anteriores. También es más grande, con unas medidas de 18 x 36 x 7 cm y 2 kilogramos de peso. No podrás llevarla en un bolsillo, pero cabe perfectamente en un maletín o mochila y es fácilmente transportable.

El rendimiento de esta impresora es excepcional. Está basada en la tecnología de inyección de tinta, soportando resoluciones de hasta 4800 x 4800 dpi en documentos a todo color. Dispone de USB 2.0 y Wifi, por lo que podrás enviar las órdenes de impresión desde cualquier lugar sin necesidad de estar en la oficina. Y tiene una velocidad aproximada de 20 páginas por minuto, siendo capaz de realizar un volumen de más de 500 páginas con una sola carga.

Como has podido comprobar, no es la más pequeña ni la más ligera, pero es lo más parecido a una impresora profesional que vamos a encontrar con estas dimensiones. Lo mejor es su calidad, especialmente en las fotografías a todo color, permitiendo la impresión a doble cara y otras opciones de formato muy interesantes. En cuanto al precio, HP Officejet 200 Mobile está disponible en Amazon por 216,80 euros. O bien 249,51 euros si adquieres un pack adicional con dos cartuchos en blanco y negro y color.

Qué impresora comprar

A la hora de elegir una impresora portátil mini hay que tener en cuenta nuestras necesidades. ¿Buscamos un elevado volumen de copias al mes? ¿Una calidad de imagen perfecta? ¿O unas dimensiones reducidas y un peso muy ligero? La facilidad de uso es otro de los aspectos más importantes a valorar, así como las tareas de mantenimiento y el precio de los consumibles.

No podemos olvidarnos de la autonomía. La mayoría de los modelos incorporan baterías de litio que pueden alimentarse con corriente alterna mediante una entrada USB. Permiten imprimir unos 500 documentos y solo requieren 3 horas para recargarse por completo.

Y finalmente, vamos a hablar de las opciones de conectividad. Es muy recomendable que la impresora portátil pequeña se pueda conectar a dispositivos móviles mediante Bluetooth y Wifi. Sobre todo si tenemos WiFi Direct, que nos brinda la oportunidad de imprimir directamente desde teléfono sin necesidad de usar un rúter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here