telefono mirilla inteligente

Cuando los artilugios electrónicos comenzaron a llegar a nuestros hogares, puede que lo último que imaginásemos es que terminaríamos instalando una mirilla digital en nuestras puertas. ¿Para qué instalar un aparato así con lo fácil que es mirar por una mirilla clásica para saber quién está llamando a nuestra puerta? Pues en realidad una mirilla inteligente, porque sí, también existe la mirilla digital con wifi, tiene más usos de los que alcanzas a suponer.

Hoy vamos a contarte no solo por qué es una buena inversión, sino que además te explicaremos cómo instalar una mirilla digital. A simple vista puede parecer un elemento tecnológico para ayudar a las personas mayores, pero créenos, ¡no sabrás cómo llevabas toda la vida sin él en casa!

Características de la mirilla digital

Que la domótica ha hecho que nos sintamos más seguros en casa es un hecho. Cerraduras inteligentes que solo abren la puerta a las personas autorizadas y que registran todas las entradas y salidas. Cámaras de vigilancia económicas que nos muestran cualquier rincón de casa en tiempo real. Alarmas que podemos instalar sin tener que pagar una mensualidad a una compañía externa y que son muy baratas. Luces y persianas que se pueden controlar desde nuestros smartphones para que parezca que estamos en casa cuando en realidad estamos en el Caribe…

Ahora bien, ¿en qué puede ayudarnos una mirilla digital? ¡Te lo contamos!

  • Lo primero que debes saber es que una mirilla digital resulta de lo más discreta. Al contrario de lo que ocurre con las de toda la vida, nadie sabrá nunca si estás detrás de la puerta o no porque no notará variación de luz alguna en el agujero. ¡Al fin disfrutarás de verdadero anonimato en tu propio hogar!
  • Con una mirilla digital con visión nocturna se acabó eso de no saber lo que ocurre al otro lado de la puerta porque esté demasiado oscuro. Y si están tapando el sensor… ya sabes que lo último que debes hacer es abrir.
  • Si te decides por una mirilla digital con grabación también podrás grabar lo que ocurre al otro lado en un momento determinado, o hacer fotos. Nunca se sabe qué tipo de acciones pueden servirte para defenderte o incluso poner una denuncia.
  • Es importante que la mirilla digital cuente con buena resolución para ver con total nitidez qué ocurre al otro lado de la puerta. Ten en cuenta además que el tamaño de la pantalla determinará el consumo de energía del aparato. ¡Procura tener pilas siempre en casa!

¿Bien? Pues sigue leyendo, ¡la cosa no queda aquí!

Cómo instalar una mirilla digital

Instalar una mirilla digital en la puerta de casa no resulta para nada complicado. De hecho, no hace falta ser ningún manitas para conseguirlo con éxito. Tan solo se necesita seguir unos pasos sencillísimos que te detallamos a continuación. Y no, tampoco necesitas una colección tremenda de herramientas, así que no sufras, ¡la tendrás puesta y funcionando en cuestión de minutos!

  1. Lo primero que debes hacer es adquirir un kit de mirilla digital que incluya tanto la cámara, que quedará perfectamente camuflada como si fuera una mirilla clásica, como la pantalla que irá en el lado interior de la puerta.
  2. Además de estas dos piezas, lo normal es que incluya uno o varios tubos que irán de una a otra por el interior de la puerta, ¡y si no incluye pilas asegúrate de hacerte con ellas!
  3. El primer paso una vez con todo listo es desatornillar la antigua mirilla de la puerta de entrada. Solo hará falta sujetar la cara externa de la mirilla mientras lo haces.
  4. Una vez elegido el tubo más acorde con tu puerta (si queda algo corto no importa), toca unirlo a la pantalla. Por norma general esta cuenta con una pletina desmontable que además tiene un adhesivo. Hay que desatornillarla e introducir el tubo de modo que la pletina quede bien pegada a la puerta.
  5. Por el otro lado toca poner la mirilla introduciendo el cable por el tubo. Eso sí, antes de hacerlo asegúrate de que te has acordado de poner la arandela de plástico entre la mirilla y la puerta.
  6. Una vez terminado, tan solo tendrás que asegurar la instalación apretando las conexiones, acoplar la pantalla y poner a funcionar tu mirilla digital.

¿Y si no tienes mirilla? Fácil: abre un agujero con el diámetro apropiado y repite cada paso, ¡facilísimo!

Mirilla digital con wifi

Por supuesto, si decidimos comprar una mirilla digital para nuestro hogar es posible que queramos el pack completo y decidamos adquirir una mirilla digital inteligente. O lo que es lo mismo, una mirilla digital con wifi conectada a internet en todo momento.

Ahora mismo puede que estés pensando que lo de los pequeños aparatos inteligentes se nos está yendo de las manos, que a ver para qué vas a querer tú que tu mirilla digital con wifi esté conectada a internet en todo momento, ¿verdad? Pues en realidad la respuesta es bastante más obvia de lo que podría parecer.

Imagina que alguien toca a tu puerta y no estás en casa, ¿no te gustaría saber quién es o al menos qué pinta tiene para saber a qué atenerte? Pongamos que estás de vacaciones y una banda organizada se dedica a tocar a las puertas de los hogares para saber cuáles están vacíos para poder entrar a robar. Si ver que tocan y que la pinta es sospechosa, podrías enviar a alguien a casa, ¡o incluso volver tú mismo a toda prisa!

¿Y si no tocan? No pasa nada, porque dependiendo del modelo puedes configurar tu mirilla digital wifi sin timbre, para que se active con el movimiento. De este modo tendrás tu hogar siempre protegido y te saltará un aviso en el móvil en caso de que surja algún problema relacionado con la puerta principal de tu hogar y podrás incluso hablar con quien la ha activado en tiempo real, ¡así de sencillo!

 

Desde luego, el de la mirilla digital es todo un mundo que no sabemos por qué no habíamos explorado antes, ¡de esas cosas que hay que tener en casa sí o sí!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here