Se podría decir de Google que llega tarde a muchas fiestas. La más sonada fue la de sistemas operativos para teléfonos móviles cuando Android se antojaba un deseo demasiado difícil de cumplir y, en la actualidad, es el más utilizado del mundo.

Con Google dominando medio mundo del sector puramente digital, cualquier noticia relacionada con su proyecto de realidad virtual vale la pena tomarlo en consideración importante como para que, en pocos años, se haga realidad.

La nueva competencia de Oculus

Google tiene en DayDream su principal baza para competir con Oculus y compañía y, si bien su rival Facebook ya tiene presentado el modelo a comercializar y los primeros contenidos pensados para escaparse de esta nueva carrera por comercializar una novedad digital, la empresa creadora del buscador más usado del mundo cuenta con algunas ventajas para recuperar terreno en muy poco tiempo.

Ventajas de Google frente a Oculus

Para empezar ya tiene quien le apoye, la empresa de videojuegos Unreal y el motor gráfico Unity, dos piezas angulares para crear un chasis a prueba de cualquier tipo de terreno sobre el que se quiera mover la maquinaria que consigan desarrollar.

A ello hay que unir Google Maps para crear la experiencia de visita más envolvente del mercado. Con medio camino ya avanzado gracias a Google Street View, las posibilidades de DayDream basadas en esta tecnología permitirían viajar a cualquier lugar del mundo sin tener que moverse del salón de casa.

YouTube se une a la ecuación en base al contenido audiovisual, permitiendo por ejemplo participar en un concierto que se está celebrando a miles de kilómetros y que, si todos los amigos disponen del accesorio, se puede asistir desde una misma casa o incluso cada uno en la suya.

Google y el entorno educativo

Por descontado, la gran biblioteca audiovisual de películas, series y documentales también supone una oferta de entretenimiento electrónico, a la que podrá accederse desde Play, que no dispone de base ninguna empresa de la competencia.

Google ha presentado incluso el programa Expediciones, orientado al entorno educativo y que ya ha sido probado por un millón de alumnos, con el que se pueden organizar excursiones de clase a entornos naturales sin salir del colegio.

Todo ello, de momento, se consigue “mágicamente” con unas gafas de cartón.

Por descontado la realidad virtual made in Google aún está en pleno desarrollo. Aseguran que en Otoño podrán mostrar un avance mucho más importante y, de ser así, en pocos años podremos usar una función de Google Maps con la que viajar al otro lado del mundo, sin andar ni un metro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here