contro remoto vivienda

La domótica nos permite controlar todos los dispositivos y electrodomésticos a distancia, automatizar un montón de tareas y proporcionar un enorme confort en nuestros hogares. Pero también son esenciales para la seguridad, un tema que cobra especial relevancia en estos meses. ¿Tienes pensado irte próximamente de vacaciones? ¿Temes que los cacos puedan causar problemas? Pues entonces no deberías moverte del asiento, ya que en la entrada de hoy vamos a hablar de domótica y seguridad.

Domótica para el control de tu vivienda

Los sistemas domóticos están diseñados para controlar remotamente tu vivienda a través del teléfono móvil, con una interfaz muy intuitiva y fácil de usar. Además, algunos modelos son compatibles con los asistentes de voz como Alexa, por lo que solo tendremos que hablar para cambiar la iluminación, accionar el riego o poner una película en la Smart TV.

Si algo caracteriza a un hogar inteligente es la comodidad, especialmente si usamos las opciones de automatización para programar tareas. El reloj te dará los buenos días al mismo tiempo que tu café comienza a prepararse en la cocina. Recibirás alertas sobre el tiempo o el estado del tráfico. Y una hora antes de que regreses a casa, se encenderá la climatización para que la encuentres a una temperatura muy agradable.

Otro aspecto clave de la domótica es el control de luces y los electrodomésticos, que tiene un notable impacto en la calidad de vida de los residentes. Y también en el bolsillo, ya que nunca más nos dejaremos un aparato encendido cuando no lo usamos, algo que nos permitirá ahorrar en las facturas de suministros a fin de mes.

La domótica aplicada a la seguridad

Pero sin duda, uno de los más impresionantes avances de la domótica es la seguridad. Gracias a esta tecnología podemos monitorizar todo lo que pasa en nuestra casa en tiempo real a través del teléfono móvil. Esto es esencial para prevenir los robos, especialmente cuando no estamos en el inmueble por viaje de negocios o nos vamos de vacaciones.

Por ejemplo, puedes programar las luces y las persianas para que se abran y se cierren a una hora determinada. O bien que el reproductor de música o la TV se enciendan, para que así parezca que la vivienda está habitada. Además, la domótica aplicada a la seguridad se caracteriza por el uso de sensores, que son capaces de detectar el movimiento o el sonido de cualquier intruso. Y también cualquier posible escape de gas o agua que se produzca en tu domicilio.

También son esenciales las videocámaras de vigilancia, que nos avisarán inmediatamente si alguien merodea alrededor de la casa. Las mirillas inteligentes, que nos permiten ver a cualquier persona que llame a la puerta e incluso responder con nuestra voz. Y otras opciones muy interesantes, como el botón del pánico que alerta automáticamente a la policía si estamos en peligro.

Convertir tu hogar en inteligente

No es necesario invertir mucho dinero para automatizar algunas funciones de tu vivienda, ya que podemos ir implementando poco a poco los sistemas domóticos para incrementar la comodidad y reducir el consumo. ¿Por dónde empezar? Por unos 100 euros puedes comprar un kit de bombillas y enchufes inteligentes para controlar la iluminación y los electrodomésticos desde el móvil.

El segundo paso podría ser la domótica de las persianas, que requiere la instalación de un motor y un receptor que asciende a otros 100 euros. Para empezar a usar este kit básico te hará falta una buena conexión a Internet y disponer de una Tablet, PC o teléfono inteligente para instalar la aplicación.

A partir de aquí eres libre de elegir según tus necesidades, por ejemplo, escogiendo un riesgo automático para el jardín o grifos inteligentes que estén conectados a Internet. A medida que el número de dispositivos aumente, podrías considerar la compra de un centro de control domótico como Apple Homekit, que integrará todas las funciones de tu hogar en una sola interfaz.

En cualquier caso, no deberías descuidar la seguridad. Es muy recomendable que entre tus primeras compras se encuentren las cámaras de vigilancia, que puedes colocar tanto en el interior como el exterior de tu vivienda. Así como detectores de humo, gas o fuego para prevenir accidentes. Y para finalizar, échales un ojo a los nuevos electrodomésticos con certificado de eficiencia energética, que además de consumir menos son más respetuosos con el medio ambiente.

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, en la que hemos hablado de las ventajas del control remoto en la domótica cuando estamos de vacaciones. ¿Qué te parecen estos gadgets? ¿Te han sorprendido? ¿Crees que son capaces de disuadir a posibles intrusos? Como siempre, nos encantaría leer tu opinión en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here