El internet de las cosas. ¿Qué es? Descubre en este post cómo la domótica puede revolucionar tu hogar.

¿Qué es el internet de las cosas?

Seguro que ya has oído hablar, o incluso tú mismo lo has puesto en práctica, de la posibilidad de encender el aire acondicionado o la calefacción de forma remota, sólo con dar una orden desde tu teléfono móvil que obedece el propio aparato en casa.

También te resultará sorprendente poder encender las luces de casa a distancia cuando pasas unos días fuera, para que así parezca que hay alguien dentro, como medida disuasoria ante ladrones y okupas.

Es probable que no hayas llegado a tal nivel de ‘sofisticación’ pero seguramente sí que has utilizado tu altavoz inteligente para encender una bombilla o para que reproduzca en tu smart TV alguna canción.

Todo eso es posible gracias al llamado internet de las cosas, un concepto que hace referencia a la interconexión de objetos cotidianos gracias a internet.

Hasta ahora creíamos que la red podía conectarnos con otras personas, pero ahora también puede conectarnos con objetos. A eso en inglés se le llama Internet of Things (IoT).

Hogares que funcionan por wifi

Cada vez son más los objetos cotidianos que puedes conectar al mismo tiempo gracias al internet de las cosas (IoT), por lo que se espera que, llegado el momento, todos los elementos de una vivienda estén interconectados como un todo.

A ese sistema capaz de automatizar una vivienda (u otro edificio) con una red que permite gestionar la energía de tu hogar, tu sistema de seguridad, tu bienestar y tu comunicación se le llama domótica.

El objetivo final de la domótica es crear hogares inteligentes, por lo que debes empezar por una conexión a internet con capacidad para conectar todos los elementos de tu vivienda.

Eso, como ya te hemos contado en este blog en alguna ocasión, no es nada barato. Pero el crecimiento de la digitalización está siendo exponencial en los últimos años y cada vez la tecnología lo pone más fácil, como la irrupción del 5G, por ejemplo, que facilitará otro paso adelante en este sentido.

¿Es posible un hogar totalmente conectado?

Conseguir el mayor número de objetos posibles conectados de manera permanente en nuestro hogar mejorará las funciones de dichos objetos.

Tienes un buen ejemplo en tu teléfono móvil, el cual ya puedes conectar con tu ordenador, tu tablet e incluso tu reloj. Los puedes sincronizar y ya puedes consultar tus redes sociales en cualquiera de ellos o responder llamadas sin llevar el teléfono encima e incluso acceder a tus datos o documentos guardados en el que prefieras, porque todo queda accesible en la nube.

Pero ya hay empresas tecnológicas que dan un paso más allá y que se han tomado lo de los hogares cien por cien conectados muy al pie de la letra.

Es el caso de LG, que ha vinculado todos los electrodomésticos y dispositivos del hogar gracias a la inteligencia artificial. El ‘cerebro’ de este cuerpo interconectado es un espejo, el LG Home Concierge, que permite controlar y monotorizar cada elemento de la vivienda funcionando como un espejo táctil.

¿Qué se puede hacer desde esa pantalla que hace las veces de ‘conserje’ de la vivienda?

  • Obtener información como la fecha, hora, clima, humedad, etc.
  • Te ofrece un mapa de las distintas estancias de la casa con todos los elementos que hay conectados.
  • Puedes controlar la temperatura de tu hogar.
  • Es posible apagar y encender las luces o abrir y cerrar las cortinas.
  • Puedes conocer tu consumo eléctrico y tu ahorro energético.

Y no tiene por qué haber un solo espejo en la vivienda. Puedes instalar varios para poder controlar cualquier cosa desde cualquier rincón de tu casa.

Dispositivos inteligentes para tu hogar

Existen objetos de tu vivienda que ya son tan cotidianos que habías olvidado que están conectados a internet: tu televisor, tu reloj o tu altavoz inteligente son sólo algunos de los más comunes. Pero, como te decimos, ya casi cualquier elemento de nuestro hogar puede estar conectado a la red. Vamos a ver a continuación qué otros dispositivos pueden ya controlarse con el internet de las cosas.

  • Bombillas inteligentes. Son aquéllas que, mediante un sistema de conectividad, se pueden controlar a distancia, incluso desde tu propio teléfono móvil o desde tu altavoz inteligente. Además de encender y apagar, también puedes modificar la intensidad de estas bombillas, el color de la luz que emiten o las bombillas de la vivienda que quieres que permanezcan encendidas o cuáles apagadas.
  • Enchufes inteligentes. Son dispositivos que se pueden encender incluso cuando no estamos en casa y que no sólo permiten controlar qué luz se enciende en la vivienda, sino el router, la calefacción o cualquier aparato al que estén conectados.
  • Termostato inteligente. También es posible regular la temperatura de tu hogar desde la distancia, para que cuando llegues se encuentre en su punto óptimo. Es tan fácil como conectarla a nuestro teléfono móvil o a nuestro altavoz inteligente y darle la orden adecuada.
  • Persianas inteligentes. Son las que integran dispositivos con los que, a través de una conexión a internet, permiten subir o bajar las persianas cuando queramos, tanto si es porque no nos apetece levantarnos del sofá para hacerlo como si lo que pretendemos es dar la sensación a posibles ladrones de que hay movimiento en la casa, aunque no estemos dentro.
  • Purificador de aire wifi. Son aparatos que puedes controlar para purificar tu hogar a través de la conexión inalámbrica. A veces es tan fácil como instalar una app y, a través de tu teléfono, encenderlo o apagarlo e incluso regular la potencia.
  • Aspiradora inteligente. Son aparatos equipados con ‘memoria’. Pueden recordar habitaciones o patrones para limpiar la habitación o el rincón en concreto que deseemos. Y también son capaces de detectar qué tipo de superficie están limpiando o la cantidad de suciedad que hay para aplicar un tratamiento u otro de limpieza.

Si te sorprende la existencia de todos esos aparatos, más novedoso te puede resultar la posibilidad de poder controlarlos todos, de conectarlos a la vez, de hacer que cada objeto de tu casa pueda funcionar casi de forma autónoma. Eso es el internet de las cosas en la domótica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here