los mejores juguetes tecnologicos para niños y adultos

Los juguetes tecnológicos son aquéllos basados en la tecnología y la digitalización, y que han sido construidos en alianza con el avance tecnológico. Muchas veces, son de tal complejidad que bien pueden ser para niños o para adultos.

Para su funcionamiento debe valerse del conocimiento científico, por lo que este tipo de juguetes son a menudo más una herramienta educativa que de entretenimiento. Aunque ya sabemos todos que el aprendizaje también puede ser divertido y que, de hecho, los más pequeños adquieren mejor ciertos conocimientos cuando la enseñanza les resulta amena.

Hay juguetes tecnológicos para niños que es necesario montarlos previamente (incluso puede que ésa sea su mayor gracia) y otros que ya vienen preparados para ser utilizados y aprender con ellos.

Casi siempre se trata de juguetes con piezas pequeñas, por eso es importante que nos fijemos en los consejos del fabricante, ya que todos tendrán incluida la edad recomendada. Es más, habrá muchos que requieran de la supervisión de un adulto para ser utilizados.

Los juguetes tecnológicos siempre tienen algo que ver con la electrónica y se diferencian del resto de juguetes tradicionales en que funcionan con pilas o con electricidad y requieren alguna clase de montaje para poder utilizarlos. Además, los actuales son bastante más sofisticados que los de hace años porque la tecnología está en continuo avance.

Y, aunque te parezca extraño, los juguetes no son sólo para los niños, ya que también hay juguetes tecnológicos especialmente pensados para adultos. Son todo un mundo por descubrir.

Los mejores juguetes para aprender a programar

La programación es una habilidad difícil de comprender y, por eso, introducirla de forma educativa desde edades tempranas fomentará el desarrollo del pensamiento lógico de los más pequeños. Los niños pueden aprender muchas cosas de los juguetes para aprender a programar porque, de manera divertida, se familiarizan con conceptos, aprenden códigos y, en definitiva, entenderán el mundo tecnológico que les rodea.

Proto MAX Makers de Fur Real Friends

Entre los juguetes para aprender a programar esta mascota robot lo tiene todo. Es un perro al que el niño puede programar para que haga lo que le pida, desde rutinas habituales de una mascota a trucos. Tiene luces, sonido, hace saltos, realiza detallados movimientos con los ojos… Es una mascota interactiva recomendada para críos desde 6 años. Su precio  ronda los 22 euros.

Piper

Este juguete está pensado (además de para sorprender a los padres) para que los más pequeños aprendan programación. Es un juego muy completo que se conecta a la WiFi y funciona como una aventura del Minecraft. Consiste en un estuche de madera con un monitor e incluye artefactos electrónicos con luces LED, sensores de movimiento, timbres, botones e interruptores. Está pensado para niños de entre 8 y 13 años. Aprenderán sobre ingeniería, programación, a ensamblar su propia computadora… ¡Gusta a los padres casi más que a los hijos! No es barato pero es un juguete alucinante.

Juguetes de robótica para todas las edades

Una de las grandes tendencias de los últimos años en los juguetes tecnológicos son los juguetes de robótica. Hay cuestiones en este campo en las que en otros lugares nos llevan años de ventaja pero por eso es importante que desde pequeños conozcan este mundo, ya que puede ser básico para su desarrollo.

Lego WeDo 2.0

Si buscas juguetes de robótica para tus hijos, Lego puede ofrecerte todo un mundo de posibilidades. Por ejemplo, Lego WeDo 2.0, un pequeño robot motorizado de fácil construcción y que servirá a los niños para aprender robótica y habilidades básicas de programación al mismo tiempo. Está pensado para despertar el interés de los niños por la ciencia de una manera muy divertida, así como para hacer aflorar su pensamiento crítico y sus habilidades para la resolución de problemas y la colaboración. Está indicado para niños a partir de tres años, aunque quizás es mejor para niños un poco mayores que eso. Hay que dejarse un dinero en este juguete pero el aprendizaje merecerá la pena.

Dash

Dash es un robot educativo para mentes curiosas, con un diseño muy llamativo y que también les puede enseñar sobre programación. Se controla por Bluetooth a través de un dispositivo móvil y ayuda a estimular la mente de los más pequeños, a experimentar y a inventar. Se recomienda para niños por encima de los cinco años y, pese a que tiene un precio elevado, no lo es tanto para este tipo de juguetes.

Juguetes tecnológicos, una gran apuesta educativa

Los juguetes tecnológicos son cada vez una mejor opción para el aprendizaje de los más pequeños pero también para el entretenimiento de los adultos. Y hay que reconocer que los mayores también podemos aprender mucho de este tipo de tecnología. Tenemos a nuestro alcance juguetes con inteligencia artificial y otros de realidad virtual como el Nintendo Labo VR, del que ya os hemos hablado en alguna ocasión en este blog. Son auténticas maravillas que están pensadas para aprender jugando o para jugar aprendiendo, y que están indicadas para niños pero que también pueden ser una maravillosa herramienta para los mayores.

Ya existe tan amplia variedad de estos juguetes que podemos encontrarlos de todo tipo y para todas las edades. Todos ellos tienen ventajas que contribuyen al desarrollo del niño porque mejoran la coordinación, la comunicación, la capacidad intelectual y el equilibrio del pequeño.

En contraposición, hay quien alerta de que es necesario regular el uso que los niños hacen de este tipo de juguetes para no estar todo el tiempo conectados a aparatos digitales y tecnológicos, ya que puede ser perjudicial para el desarrollo de la imaginación del crío. Todo en exceso es malo, pero un buen uso de estos juguetes puede traer muchos beneficios para su aprendizaje y otorgarle muchas ventajas intelectuales respecto a otros niños.

Por eso, bien utilizada, ésta es una herramienta cada vez mejor valorada en materia de educación y que, de cara al futuro, puede suponer una clara ventaja competitiva para los profesionales del mañana. Hay que ver la tecnología desde el punto de vista de todos los beneficios que podemos obtener de ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here