La mayoría de los consumidores que están buscando comprarse una televisión inteligente, miran la pantalla por delante. Parecería lo más lógico a la hora de descubrir su calidad de reproducción de vídeo, fluidez de rendimiento e incluso capacidad de sonido. Sin embargo, la parte trasera o, en ocasiones lateral, también es de vital importancia.

¿Qué mirar para comprar una televisión?

Cuando hayas dejado de admirar las imágenes que salen a una calidad que nunca habrías imaginado por ese modelo de televisión inteligente, dedícale un poco de tiempo a analizar el sistema de conectividad de la televisión.

Vivimos en un mundo interconectado.

Esto significa que todavía requerimos de gran cantidad de cable para que diferentes dispositivos se conecten y, además, hay que tener en cuenta que no hay un cable único que domine la conectividad, sino muy variados y con diferentes prestaciones.

En primer lugar hay que fijarse en el sistema de conectividad más utilizado del momento, el HDMI. En la mayoría de los casos una televisión inteligente ofrecerá de 3 a 5 conectores de este tipo, pero no todos son iguales.

La importancia de la conectividad en una tv

Hay diferentes rangos de HDMI, como sucede con USB. Puede presentarse desde la versión 1.0 a 2.0, cada uno como es lógico con mejor capacidad que el anterior hasta las actuales 4K. Algo menos utilizado, pero igual de común en las televisiones inteligentes de hoy en día es el conector de fibra óptica, que permite escuchar uno sonido a la mejor calidad posible.

El problema es que tendrás que tener el Home Cinema o el sistema de reproducción de audio también con este sistema de conectividad.

En tercer lugar destacamos el USB como uno de los conectores más universales que existe. En el caso de las televisiones inteligentes suele servir como mero transmisor de información, dado que el HDMI ha suplido en buena parte a la mayoría de conectores del mercado. Sin embargo siempre es útil tener un par de ellos.

Dado que la televisión inteligente permite descargar y reproducir aplicaciones de Internet, además de disfrutar de televisión por streaming o incluso navegar por la Red, aunque tendrá conexión Wifi, la capacidad de conectar un cable Ethernet permitiría la mayor velocidad de conexión posible, por lo que es de gran ayuda disponer de él.

En el rango nostálgico y también para quienes sigan utilizando dispositivos antiguos (no nos referimos a moda retro porque ésta es adaptada a la actualidad, sino verdaderos dispositivos del siglo XX), los euroconectores y conectores de vídeo compuesto pueden ser imprescindibles para seguir disfrutando de la electrónica del milenio anterior en nuestra televisión inteligente actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here