volar drones

Pilotar un dron es una gran experiencia que te recomendamos que pruebes al menos una vez en la vida. No obstante, existen una serie de límites que debes tener en cuenta para garantizar la seguridad y respetar la normativa. ¿Se puede volar un dron sin licencia? ¿Puedo disfrutar de esta actividad en cualquier lugar? Si quieres saber más sobre las leyes de drones en España, te recomendamos que no te pierdas nuestra entrada de hoy.

Regulación de la ley de drones en España

La ley de drones en España está regulada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Y toda la normativa correspondiente se recoge en el Real Decreto 1036/2017 de 15 de diciembre. Este nuevo marco es mucho menos estricto que en el anterior, que básicamente limitaba esta actividad a profesionales sin tener en cuenta los vuelos recreativos.

Para que te hagas una idea, ahora podemos realizar vuelos en zonas rurales y dentro de la propia ciudad, incluso de noche. Y también es posible manejar drones con ayuda de la visión aumentada. ¿Siempre que queramos? No, ya que hay que adoptar una serie de medidas de seguridad que veremos a continuación.

¿Dónde se puede volar un dron?

Para volar un dron en España es necesario cumplir con una serie de requisitos. El primero de ellos es sacarse una licencia de piloto si vamos a desarrollar esta actividad con carácter profesional. Además, es indispensable estar dado de alta como operador de AESA, disponer de un título homologado, certificado médico y seguro de responsabilidad civil.

¿Solo vas a darle un uso lúdico? Si solo utilizas tu dron para el ocio no es necesario tener ningún tipo de documentación. Pese a ello, hay que seguir una serie de normas de seguridad que se aplican a todos a los pilotos de vuelos recreativos de drones controlados de forma remota.

Por ejemplo, tu dron siempre debe estar en un espacio aéreo controlado y es ilegal acercarse a menos de 8 kilómetros de un aeropuerto o aeródromo. Tampoco podemos estar a una altura superior a los 120 metros con respecto al punto más alto en un radio de 150 metros. Y es indispensable practicar esta actividad de día y con buen tiempo, aunque los dispositivos de menos de 2 kilogramos pueden volar de noche con una altura máxima de 50 metros.

De igual forma, si tu dron pesa menos de 250 gramos podrás usarlo en ciudad y sobre aglomeraciones de personas siempre que no sobrepases los 20 metros. En cualquier caso, es indispensable que el aparato esté dentro del alcance visual del piloto (VLOS). Y aunque no sea obligatorio, sería muy recomendable contar con un seguro de responsabilidad civil en caso de accidente.

Iniciación para volar un dron

Uno de los sueños más antiguos del ser humano es volar. Y aunque la naturaleza no nos ha proporcionado los medios para hacerlos por nosotros mismos, sí que tenemos la capacidad de inventar asombrosos dispositivos como los drones. De hecho, esta actividad se ha vuelto muy popular en España en los últimos tiempos, por lo que no tendrás problemas a la hora de encontrar cursos de volar drones para novatos.

Están disponibles en centros de enseñanza especializados y se pueden completar de manera intensiva en menos de una semana. De esta forma, aprenderás cómo funcionan los drones, cómo hay que pilotarlos de forma segura y las bases teóricas de la aerodinámica. La variedad es enorme, pero es vital que elijas un curso con certificación válida, como es el caso de la AESA.

aprender a volar dron

¿Qué modelo elegir?

En el mercado hay drones rotores, drones helicópteros, drones de ala fija y muchos otros modelos para elegir con distintas prestaciones, dimensiones y gamas de precios. Si no sabes por dónde empezar y quieres unos consejos, te aconsejamos que le eches un vistazo a esta entrada donde hablamos de los mejores drones para fotografía y vídeo.

Unos consejos finales

Empieza con poca altura hasta que domines las maniobras básicas, ya que de esta forma minimizamos los daños de posibles caídas y golpes. Una de las cosas más importantes es aprender a aterrizar, que requiere el uso del acelerador para minimizar la fuerza de la gravedad. Y finalmente, no te olvides de adquirir baterías extras, ya que la autonomía de estos dispositivos suele ser bastante baja.

Hasta aquí nuestra entrada de hoy, en la que hemos hablado de la ley de drones y todo lo que necesitas saber sobre los cambios en la normativa. ¿Has practicado alguna vez esta actividad? ¿Estás deseando hacerlo? ¿Qué es lo que más te llama la atención? No te cortes ni un pelo y dinos lo que se te pasa por la cabeza en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here