programación con scratch

Cada vez tenemos más claro que aprender a programar es vital en el mundo en el que nos ha tocado vivir. Y que cada vez hay que empezar antes. ¿Por qué? Pues porque resulta mucho más sencillo asimilar conceptos de pequeños que de mayores, y la aparición de elementos como la programación Scratch es la mejor excusa para poner a nuestros pequeños a ellos. Si hace un tiempo os hablábamos de las mejores tablets para niños, en esta ocasión os contamos cuál es la mejor forma de que las utilicen. ¿Quién sabe? Igual futbolistas no nos salen, ¡pero sí informáticos de prestigio! Y si no, al menos tendrán una herramienta más con la que desenvolverse en un mundo cada vez más complicado. Que nunca está de más.

Aprender programación en Scratch

La programación para niños es algo que lleva enseñándose en EE.UU. desde hace años. Mientras que aquí aún vemos con cierta desconfianza materias como la robótica, los países más desarrollados tecnológicamente saben de la importancia de empezar con ello cuanto antes. Instruir a sus pequeños desde jovencitos con juegos para aprender a programar es lo que los sitúa a la vanguardia mundial, y esta precisamente es la magia de la programación niños Scratch. Se trata de un lenguaje, sí, pero de un lenguaje visual, lo que hace que aprender a programar niños sea mucho más llevadero para ellos, menos tedioso.

La programación para niños Scratch nació en el prestigioso MIT de Boston, el mismo sitio del que salieron, por ejemplo, los avanzadísimos robots de Boston Dynamics. Se podría decir que es unos más de los juguetes programación niños que existen, aunque en el fondo es muchísimo más que eso. La programación en Scratch es una forma de dar a los niños las herramientas necesarias para afrontar diversos problemas y encontrar soluciones satisfactorias por sí mismos. Una auténtica genialidad que solo podía habérsele ocurrido a los americanos.

El método de programación niños Scratch está pensado para infantes a partir de los 7 u 8 años, aunque esto no significa que podamos utilizarlo a cualquier otra edad. De hecho, tal y como os hemos dicho, a los adultos nos resulta más complicado asimilar conceptos técnicos a partir de cierta edad. Por eso, aunque pueda parecer muy simple, comenzar un curso de programación Scratch puede ser la mejor manera de iniciarnos en el maravilloso mundo de la programación. ¿Qué necesito para empezar a programar? Únicamente ganas, perseverancia, algo de paciencia y Scratch. El resto vendrá solo, ¡y ya veréis qué satisfactorio resulta!

Beneficios de enseñar programación a niños

Lo que hace unos cuantos lustros se veía algo de ciencia ficción, vivir de los ordenadores, se ha convertido en algo absolutamente vital para la economía. La pandemia de coronavirus nos ha demostrado que son muchos los sectores que pueden salir adelante gracias a la informática. Y detrás de todo ello, están las personas que se dedican a programar todas las herramientas que utilizamos. Exacto, aquellos ‘frikis’ de los que nos reíamos en el instituto y que ahora son los que se ríen de nosotros cada vez que tenemos un problema con nuestro equipos electrónicos.

Al margen de bromas, lo cierto es que la programación informática se ha convertido en un elemento diferencial. ¿Y sabéis qué es lo mejor? Que es como los idiomas: no hay por qué dedicarse a ello profesionalmente, pero está bien saber cuanto más, mejor. La programación no deja de ser un idioma, el que utilizan los ordenadores para mover el mundo. Por eso, saber hablarlo es igual de importante, o incluso más, que saber hablar inglés o tener conocimientos musicales. La ventaja es que la programación, al igual que la música, es un idioma universal. Si sabes programar en España, sabrás programar en Nepal. Y esto, en un mundo tan globalizado como el nuestro en el que nunca sabemos dónde estaremos en tres meses, supone una tremenda ventaja sobre el resto.

Por eso es tan importante enseñar programación a niños. Sus cabezas son esponjas que lo absorben todo, por lo que para ellos, aprender a programar desde cero, es un reto mínimo comparado con lo que supondría para nosotros a día de hoy. De ahí la importancia de la programación niños Scratch, una herramienta vital para su desarrollo. Insistid con ella, ¡que os lo agradecerán toda la vida!

Metodología Scratch

Una de los grandes aciertos de la programación niños Scratch está en haberse olvidado de una vez por todas de 1s y 0s. El lenguaje de Scratch se centra en enseñar programación a niños de forma visual. Tan sencillo como desplazar bloques de colores por la pantalla para conseguir los efectos que los jóvenes estén buscando: generar un movimiento, provocar un sonido… De hecho, hay una versión de Scratch Junior, para niños que aún no sepan leer, que basa su funcionamiento únicamente en esta dinámica. Si Mozart tocaba y componía como los ángeles con tan solo 5 añitos… ¡seguro que de haber nacido en el siglo XXI habría empezado a programar con Scratch mucho antes!

¿Que cómo se empieza a aprender a programar jugando? Tan sencillo como ir a la web de Scratch y comenzar a superar los desafíos que en ella se nos plantean. Desde programar dibujos animados hasta hacer que uno de ellos vuele, todo es posible si el niño tiene la inquietud de conseguirlo. No es necesario registrarse para utilizar la herramienta, pero sí para que nuestro pequeñajo pueda guardar sus progresos, así que nosotros no nos lo pensaríamos dos veces. Se trata de un recurso totalmente gratuito, ¡y es la única forma de ir avanzando en sus desafíos!

¿La mejor forma de empezar con la programación niños Scratch? Sin duda alguna, la guía que el propio sitio web nos ofrece. Eso sí, conforme vayan avanzando, les surgirán inquietudes propias, y ahí será cuando pasen de estar utilizando juguetes programación niños a algo más serio. La mejor forma de aprender es, y siempre será, jugando. El saber no ocupa lugar, pero sí que saca de más de un apuro, ¡que no se os olvide nunca!

1 Comentario

  1. Muy buen artículo, completo y ameno. Me han gustado los buenos ejemplos del potencial que tiene Scratch a la hora de
    abordar la alfabetización tecnológica y la enseñanza de programación a las nuevas generaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here