Inteligencia artificial para crear personas

El término deepfake puede traducirse como ‘ultrafalso’, y la verdad es que se trata de una tecnología que, a priori, asusta bastante. Los fans de El Intermedio de El Gran Wyoming ya sabrán de buena cuenta de qué se trata, pero para los que no lo sean, en la actualidad hay otro ejemplo absolutamente maravilloso. Seguro que todos hemos visto un spot televisivo de cierta marca de cervezas, un anuncio en el que Lola Flores, fallecida hace nada menos que 25 años, mira la pantalla y nos habla sobre la importancia del acento… ¡y nos hemos quedado de pasta de boniato!

Obviamente, ni los creativos publicitarios la han revivido, ni han encontrado a una mujer exactamente igual a ella. No, ni siquiera grabaron este  anuncio hace 40 años para emitirlo en la actualidad y dejarnos loquísimos. Lo han hecho utilizando la técnica del deepfake, ¡y hoy vemos qué es!

¿Qué es el deepfake?

Hace unos años, el expresidente de EE.UU. Donald Trump puso de moda la expresión Fake News, noticias falsas. Parecía una artimaña política más, pero lo cierto es que su ‘reinado’ pasó y esa lacra sigue ahí. Hablamos de esas informaciones que se vierten para favorecer a uno u otro bando, o de esas otras que se venden como no son con el único objetivo de conseguir clics del público para ingresar más dinero en publicidad. Lo peor es que un elevadísimo porcentaje de la población se cree a pies juntillas todo lo que ve, y cuando os expliquemos lo que es el deepfake veréis que la cosa va a complicarse aún más en los próximos años.

Si tendemos a creernos cualquier tipo de noticia escrita en internet, ¿qué pasará el día que nos la enseñen en vídeo? No hay que especular mucho, ya está ocurriendo. El deepfake es una técnica que aplica la realidad virtual a los vídeos y que es capaz de poner una cara encima de otra. Esto hace, por ejemplo, que podamos digitalizar la cara de un político sobre la de un imitador y emitir un vídeo deepfake en el que parece que dicho político está diciendo algo que en realidad nunca ha salido por su boca.

De momento, que sepamos, este tipo de tecnología se centra únicamente en el rostro. Se adapta como una segunda piel y permite que la cara que se superpone se adapte a los gestos de la que queda debajo. Así, si la persona de carne y hueso le tiene bien cogidos los movimientos a la que pretende imitar, el engaño ya está hecho. Por fortuna, el software de deepfake en España solo se usa en el mundo del entretenimiento televisivo… Al menos de momento.

Técnicas de inteligencia artificial para traer el pasado

Os hemos hablado del peligro que es el deepfake cuando se quiere hacer daño con él, pero lo cierto es que hay una utilidad que nos parece mucho más atractiva que esta, a la que se le puede sacar verdadero partido. Aunque en este caso no lo llamaríamos deepfake como tal, Martin Scorsese se sirvió de esta tecnología para crear la atmósfera de El Irlandés de Netflix.

En este filme, tanto Robert de Niro como Al Pacino y Joe Pesci se interpretaban a sí mismos en distintas fases de su via, incluso cuando eran mucho más jóvenes. La verdad, el maquillaje siempre ha hecho milagros a la hora de envejecer a los actores, pero rejuvenecerles varias décadas era otra historia. Por lo general, se solía elegir a otros intérpretes con cierto parecido para que representasen las escenas del pasado. Sin embargo, esta película fue pionera a la hora de utilizar la tecnología para rescatar los rostros del pasado de estos monstruos de la interpretación para devolverles a su juventud.

Más tarde se demostró que tampoco es que hubiesen conseguido grandes resultados. Un fan consiguió mucho mejores resultados con un software de deepfake generator gratuito. Pero oye, ahí quedó la intención, que ya sabéis que siempre es lo que cuenta. La verdad es que bien utilizada, la técnica del deepfake nos parece una auténtica pasada. No nos extraña que Hollywood tenga a cada vez más especialistas del deepfake lab a sueldo, ¡las opciones que esto les brinda pueden traducirse en auténticas millonadas en taquilla!

Eso sí, si queremos un buen ejemplo de lo que es el deepfake bien aplicado, en España tenemos uno de los mejores de los últimos años. Un anuncio de cerveza que nos ha dejado totalmente alucinados… porque lo protagoniza nada menos que Lola Flores.

El anuncio de Lola Flores y la irrupción del deepfake

Que ‘La Faraona’ protagonizase un anuncio hace 30 años no era noticia. Lola Flores fue una de las artistas más grandes de nuestro país, pero también una de las más derrochadoras. ¡Cómo olvidar aquel llamamiento a todo el país para que cada español le diese una peseta con la que poder pagar su deuda con Hacienda! Eso sí, que lo haga en 2021, 25 años después de haber fallecido, ya es otra historia.

Primero pensamos que se habían utilizado unas imágenes antiguas y se habían doblado. Después, que igual era Lolita con algún tipo de disfraz. Pero poco a poco caímos en la cuenta de que se trataba de un deepfake en toda regla… y de que era una auténtica maravilla. De la técnica y de la publicidad, porque menudo impacto el conseguido por Cruzcampo.

Ogilvy demostraba por qué es una de las mejores compañías ‘de esto’ al resucitar a ‘la Lola de España’ gracias a cerca de 5.000 imágenes suyas grabadas entre las décadas de los 80 y los 90. Distintos ángulos, distintos gestos… un trabajo minucioso que terminaría sobre la cara de una modelo y con la voz de una imitadora. ¿El resultado? Una auténtica barbaridad que podéis ver sobre estas líneas. Poderío, que diría Lola.

El anuncio ha dado la vuelta al mundo, tal y como un día lo hizo ella también, y no es para menos. Da gusto ver como en España pueden hacerse cosas así, ¡aunque da un poquito de miedo pensar en qué puede convertirse todo esto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here