maqueta de una ciudad inteligente

Ya os hemos hablado en alguna ocasión de cómo tener un hogar inteligente, pero lo de las ciudades inteligentes es otra historia. Aquí no hablamos de domótica, sino de todo un entramado de sistemas que, gracias al IoT (el internet de las cosas), consiguen que nuestras urbes sean mucho más respetuosas con nuestro planeta a la vez que mejoran notablemente nuestra calidad de vida.

Hoy os contamos todo lo que sabemos de este tipo de lugares, cómo cambiará todo cuando llegue el 6G y, sobre todo, por qué deberíais estar muy atentos al próximo Smart Cities World Congress, ¡luego no digáis que no os avisamos!

Ciudades inteligentes y sostenibles: ¿realidad o ciencia ficción?

Cierto, todo lo que vamos a contaros en este artículo parece sacado de una película futurista, pero os aseguramos que no solo no es así, sino que resulta de lo más factible. Las ciudades del futuro próximo, de aquí a las próximas décadas, serán mucho más inteligentes gracias a las conexiones 5G y 6G y al IoT. Y esta inteligencia hará que sean también muchísimo más sostenibles.

  • Redes de transporte urbano 100% eléctricas y alimentadas con energías renovables.
  • Reciclaje activo de la gran mayoría de nuestros desechos.
  • Automatización de procesos para ahorrar tiempo y dinero, así como aplicación de inteligencias artificiales ante cualquier cambio o imprevisto.
  • Conseguir la descarbonización, objetivo que se ha marcado en gran parte del mundo desarrollado de aquí a 2050.
  • Digitalización de una sociedad que, además, comerá mejor, será más longeva, tendrá acceso a mejores servicios y educación. En definitiva, que gozará de una mayor calidad de vida.

Las ciudades inteligentes no solo son una realidad, sino que son una realidad inminente. ¡Se vienen unos años tremendamente productivos!

Las ciudades inteligentes del mundo

Esta particular carrera por alcanzar la cima en esto de convertirse en ciudades inteligentes ha hecho que sean no pocas las candidatas que han decidido ponerse las pilas. Los cuatro pilares en los que debe basarse toda urbe que quiera destacar en este sentido son:

  • La innovación.
  • Gestión de recursos, reciclaje y control de emisiones.
  • Calidad de vida de la ciudadanía.
  • Digitalización.

¿Y qué núcleos urbanos son los que mejor están adaptándose al nuevo modelo de las smart cities? Vamos a verlo, ¡porque igual os lleváis alguna sorpresa!

Viena

La ciudad centroeuropea lleva desde 2012 pujando fuerte para estar a la cabeza de las ciudades inteligentes. Objetivos ambiciosos, buenos plazos y, lo más importante, un control exhaustivo para asegurarse de que todos sus pasos van bien encaminados. ¡Y corregir a tiempo los que no van en la dirección correcta! A día de hoy no hay otra capital que la supere.

Toronto

La ciudad canadiense puede presumir de ser la más inteligente de Norteamérica. Esto se debe al fuerte compromiso de sus gobernantes con conseguir una economía descarbonizada cuanto antes, a la implantación de grandes medidas tecnológicas y, sobre todo, a la implicación del sector privado. Es este último el que está consiguiendo grandes hitos en el transporte urbano de la ciudad, ¡y eso hay que aplaudirlo!

 

Eso sí, no son las únicas, ¡ni de lejos! Grandes ciudades como París, Nueva York, Londres o Tokio las siguen en el ranking de smart cities, mientras que la primera urbe española que aparece en el listado a nivel mundial es Barcelona. Que sepamos, Málaga también está haciendo grandes esfuerzos por sumarse al movimiento. ¡Incluso Avilés, en Asturias, ha aprobado una partida de 32 millones de euros para convertirse en una ciudad inteligente!

Proyectos de smart cities internacionales, los mejores ejemplos de ciudades inteligentes

Pero, al contrario de lo que podéis estar pensando, no todas las smart cities son ciudades ya existentes que se van adaptando a los nuevos tiempos. Esto es importante, desde luego, porque son los principales núcleos urbanos y, por tanto, donde más personas viven. Sin embargo, la necesidad de vivienda, unido al hecho de que resulta más sencillo construir nuevas urbes que cumplan con los preceptos de las ciudades inteligentes que acondicionar las ya existentes, ha hecho que en algunos países no se lo hayan pensado dos veces y se hayan puesto manos a la obra.

Masdar City, en Abu Dhabi

A pesar de estar rodeada de estructuras de extracción petrolífera, los petrodólares de Abu Dhabi también han servido para construir la que oficialmente es la ciudad con menor proporción de carbono en el mundo. La construcción de Masdar City dio comienzo en 2008, por lo que tanto su estructura arquitectónica como su tecnología están totalmente orientadas a hacer el menor daño posible al planeta y aprovechar al máximo sus recursos renovables.

Fue diseñada nada menos que por Norman Foster, costó más de 20.000 millones de dólares y, aunque de momento funciona de maravilla, lo cierto es que necesita habitantes. Aún falta tiempo para que esté completamente terminada, ¡ojalá funcione y no quede para la historia como un ejemplo de cómo no hay que hacer las cosas!

Nueva Songdo, en Corea del Sur

Del mismo modo que Masdar City, completamente desierta, empezó su andadura Nueva Songdo, en Corea del Sur. Eso sí, tras unos primeros años algo complicados, lo cierto es que esta ciudad inteligente ubicada a poco más de 60 kilómetros de Seúl al fin parece haber desplegado las alas.

Inspirada entre Nueva York y Venecia, esta urbe con taxis acuáticos posee algunas de las infraestructuras más alucinantes que hemos visto nunca:

  • Contadores de energía en vivo y en directo gracias a sus múltiples sensores.
  • Tráfico estrictamente regulado desde su flamante centro de control.
  • Está diseñada para que sea verde, llana y pueda circularse por ella en bicicleta como mejor opción.
  • No hay contenedores de basura, ya que esta se tira directamente desde las viviendas a un sistema de tuberías que la conducen hasta los vertederos.
  • El agua potable no es utilizada nunca en los sanitarios.

 

Si queréis saber más sobre estos tipos de ciudades inteligentes no tenéis más que hacer alguna búsqueda en Google. La verdad es que es alucinante ver cómo el futuro ya está entre nosotros de algún modo, ¡y todos los cambios que están por venir en los lugares en los que vivimos si se cumple a rajatabla lo acordado en el plan nacional de ciudades inteligentes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here