la placa Raspberry Pi 4 esconde todo un mundo de posibilidades

Es probable que asociéis el nombre de Raspberry a las máquinas de videojuegos que emulan a las recreativas de los años 80. Este ha sido uno de sus usos más generalizados durante los últimos años, pero lo cierto es que la llegada de la Raspberry Pi 4 en 2019 nos hizo ver este dispositivo con otros ojos.

Las características de la Raspberry Pi 4 aumentaron considerablemente, lo que hizo que, por muy pocos euros, pudiésemos tener en casa un ordenador de sobremesa en miniatura y completamente funcional. Muy pocos, lo veremos con más detenimientos a lo largo del post, ¡y resulta que sí que funciona! Cierto, hay que acostumbrarse a utilizar Linux, pero os aseguramos que a día de hoy esto es un juego de niños. Si teletrabajáis y no podéis permitiros que un fallo os deje sin ordenador de un día para otro, siempre es bueno tener una Raspberry Pi 4 a mano, ¡y hoy vamos a ver los porqués!

¿Qué es una Raspberry y para qué sirve?

Aunque hayamos dicho que se trata de un ordenador de sobremesa en miniatura, lo más indicado sería hablar de placa, y es que la Raspberry Pi 4 es una placa informática reducida con unos cuantos puertos que la hacen ser completamente autónoma y funcional. Lo bueno de esto es que lo que hace unos años hubiese sido un producto únicamente para usuarios avanzados se ha convertido en una auténtica sensación para poder tener un ordenador en todas las casas sin que el dinero sea un problema.

Y es que, aunque por lo general este tipo de placas se han utilizado para utilidades muy concretas, generalmente de conexión, como intermediarias, Raspberry ha conseguido que operen como un ordenador completo (sin demasiadas aspiraciones, todo hay que decirlo). Es decir, si utilizamos los dos puertos USB 2.0 y los otros dos 3.0 para conectar una ratón, un teclado y un pendrive o una tarjeta SD con Linux, y utilizamos también sus dos puertos micro HDMI para conectar uno o dos monitores, tendremos un ordenador en casa. Y ojo, no uno cualquiera, porque el precio de una Raspberry Pi 4 está entre los 40,95 y los poco más de 80€ en función de su memoria RAM, ¡que se dice pronto!

No puede equipararse a esta selección de ordenadores all-in-one de la misma época de su lanzamiento, desde luego, pero hace todo el apaño muy dignamente. De hecho, su importe reducido hace que pueda utilizarse de muchas maneras diferentes. Además, al ser de código abierto, su amplísima comunidad no deja de sorprender encontrando nuevos usos para un dispositivo cada vez más atractivo a los ojos de los usuarios.

¿Os apetece que veamos con más detenimiento algunas de las mejores opciones de esta maravillosa Raspberry Pi 4? Pues vamos allá, ¡vuestros deseos son órdenes para nosotros!

Proyectos para Raspberry Pi 4

Algunos de los mejores usos que hemos visto para la placa de Raspberry Foundation han sido recreativos, pero no es menos cierto que otros vienen fenomenal para el día a día. Es más, la mayoría de los que más nos han asombrado durante los últimos tiempo tienen que ver más con esta vertiente. Por eso, para que veáis la versatilidad de esta herramienta y lo fácil que es programar en una Raspberry Pi 4, os traemos algunos de los mejores proyectos que hemos visto para ella. ¡A ver cuál os gusta más!

Raspberry Pi 4 en el mundo gamer

El uso que ha dado fama mundial a este ordenador en miniatura ha sido el de revivir aquellas míticas experiencias en los recreativos de nuestra juventud. El dispositivo va sobrado para reproducir videojuegos en 8 y 16 bits, por lo que bastó con que saliesen al mercado placas de este tipo con pantalla incorporada y un panel de control con una par de botones y un joystick para que se vendiesen como rosquillas. Eso sí, no hay que dejarse un dineral, porque podemos hacer lo mismo en casa con nuestro monitor, nuestro teclado y nuestro ratón.

Ahora bien, no penséis que la Raspberry Pi 4 es apropiada únicamente para juegos retro. Se ha demostrado que puede ejercer a la perfección como servidor de juego para Minecraft, uno de los juegos actuales más populares. Esto, además de ser tremendamente adictivo, nos da una muestra de la potencia que esconde esta maravilla en sus entrañas.

Usar Raspberry Pi 4 como un ordenador

Si sois de los afortunados los que la pandemia de coronavirus les abrió las puertas del teletrabajo de par y os apañáis con las herramientas de ofimática de Google, estáis de enhorabuena. Utilizar la Raspberry Pi 4 como un equipo de sobremesa es facilísimo y ‘el bicho’ resiste fenomenalmente bien. Tal y como hemos mencionado antes, solo hay que conectarle una pantalla, un teclado, un ratón y un pendrive o tarjeta SD con la versión de Linux que prefiráis. A partir de ahí, navegar por internet y redactar documentos os resultará sencillísimo.

Pero este no es el único uso que se le puede dar com ordenador. También podemos utilizarla como servidor FTP en el que almacenar nuestros archivos, como servidor web en el que mantener nuestras webs a buen recaudo o incluso como servidor multimedia. Ver nuestras series y películas previamente descargadas nunca ha resultado tan sencillo. ¡Y si descargáis los pluggins adecuados, incluso podréis acceder a Netflix desde vuestra Raspberry Pi 4!

¿Y si te gusta stremear? Tu Raspberry te servirá tanto para grabar como para emitir en directo, ¡tú decides lo que hacer con ella!

Como controladora para numerosos dispositivos

No siempre tenemos que utilizar nuestra Raspberry Pi 4 como un ordenador. La facilidad que ofrece a la hora de programarla hace que sea especialmente eficiente para automatizar ciertas tareas. Así, se convierte en el disco duro perfecto para grabar las imágenes de una cámara de vigilancia wifi, es la controladora perfecta para una impresora sin conexión wifi o sirve para automatizar procesos como el de tomar timelapses con una cámara fotográfica.

 

Lo cierto es que prácticamente cada semana surgen nuevos usos para Raspberry Pi 4, así que si tenéis un poco de curiosidad… la versión más potente sale por poco más de 80€, ¡y en Amazon hay multitud de kits ya preparados para hacer mil cosas con ella!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here