aplicaciones medicas

La realidad virtual terapéutica es una de las técnicas más avanzadas que se utiliza en la psicología actual. Nos permite tratar una enorme cantidad de problemas como la depresión, el estrés o la ansiedad. Y además, utiliza métodos que son muy cómodos, seguros y eficaces para los pacientes. ¿Quieres conocer las ventajas de la terapia con realidad virtual? Pues entonces te recomendamos que no te muevas del asiento. ¡Comenzamos!

Terapia con realidad virtual

Este tipo de terapia se basa en la creación de imágenes virtuales con las que podemos interactuar, por lo que es capaz de simular cualquier entorno imaginable De esta forma, el paciente se verá expuesto a una situación que teme y podremos observar cómo reacciona y determinar mejor su patología. Aunque también es esencial para monitorizar la evolución y optimizar los tratamientos.

Al igual que ocurre en los videojuegos de realidad virtual, podemos recrear cualquier escena posible y darle apariencia real. La inmersión es total, ya que además de imágenes muy realistas, disfrutaremos de las ventajas de la realidad aumentada y la visión de 360 grados con ayuda de cascos o gafas.

La realidad virtual y el Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que acaba con la memoria. Ayudar a recordar es un elemento indispensable para la calidad de vida de los pacientes y gracias a la realidad virtual terapéutica es más sencillo que nunca. Los usuarios pueden aprovechar esta tecnología para recorrer las calles donde pasaron sus niñez o visitar de nuevo la casa donde veraneaban con toda la familia. Según un estudio publicado en Wired, es especialmente útil en las etapas tempranas, ya que ayuda a retrasar la evolución del Alzheimer. Mientras que en las fases tardías su efectividad es bastante más limitada.

En nuestro país también se están desarrollando avances muy significativos, ya que esta enfermedad afecta a unos 800.000 españoles en la actualidad. Un excelente ejemplo lo tenemos en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, que ha relacionado estas técnicas con el bienestar emocional y afectivo. Esto es debido a que la realidad virtual activa las conexiones del hipocampo, una zona del cerebro dañado por esta patología y que es esencial para el estado de ánimo.

Realidad virtual en el tratamiento de fobias y ansiedad

La realidad virtual también es muy eficaz para tratar fobias, problemas de ansiedad y ataques de pánico. La visualización de imágenes y ambientes muy sugestivos ayudan a eliminar los bloqueos cognitivos. Y permiten a los pacientes recuperar su autonomía, afrontar con optimismo el día a día y abrirse a nuevas experiencias muy enriquecedoras.

Para los profesionales, también es una herramienta muy útil para observar en tiempo real las reacciones del paciente y hacer un seguimiento exhaustivo de sus sentimientos y estado de ánimo. Se ha demostrado que estas terapias son eficaces para modificar la percepción de las amenazas y la respuesta cognitiva, incrementando de esta forma la confianza en uno mismo.

La demencia y su mejora con realidad virtual

Los primeros estudios relacionados con la realidad virtual y la demencia comenzaron en la década de los 90 del siglo pasado. Desde entonces, se han producido notables avances en la evaluación de las patologías y la neurorrehabilitación psicológica. De nuevo, son más útiles en las fases iniciales de desarrollo o incluso en las etapas previas, ya que numerosas investigaciones están orientadas al campo del diagnóstico.

En este sentido, el Centro de Enfermedades Neurodegenerativas de Bonn ha creado un videojuego en el que tenemos que recorrer un laberinto digital. Y sirve para descubrir si los jóvenes tienen más o menos posibilidad de sufrir demencia o Parkinson en el futuro.

Por otro lado, en el Hospital de Niza se ha llevado a cabo un estudio con varias personas que tenían demencia y problemas de memoria. Pues bien, se ha demostrado que la terapia con realidad virtual es muy efectiva para mejorar la capacidad de concentración, habilidades espaciales y la actitud de los pacientes. Que en muchos casos experimentan dificultad para recordar, apatía o una enorme irritabilidad.

Realidad virtual empleada en psicología

Una de las grandes ventajas de esta modalidad médica es que podemos reproducir emociones en los pacientes en un entorno seguro que simula la realidad. De esta forma, si una persona tiene miedo a las arañas, a hablar en público, ansiedad o algún timo de trauma, se puede trabajar con ella sin miedo a exponerla a una situación de peligro.

Para las sesiones se utilizan unas gafas de realidad virtual y una serie de sensores biofeedback para monitorizar las constantes del paciente. Hay evidencias de que muchas sintomatologías se reducen más rápido que con los métodos tradicionales y los resultados perduran más en el tiempo. También es totalmente personalizada, por lo que disminuye el número de sesiones y facilita el autocontrol para superar situaciones potencialmente estresantes.

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, en la que hemos hablado de la realidad virtual terapéutica y sus principales usos en la psicología actual. ¿Qué te parece esta tecnología? ¿Crees que será efectiva para solucionar los problemas mentales cada vez más habituales por nuestro ritmo de vida? Como siempre, nos encantaría leer tu opinión en los comentarios. ¡Hasta otra!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here