Wearable para deporte

No importa que tengamos mayor o menor actividad deportiva. Todos sabemos lo importante que resulta hacer ejercicio para gozar de la mejor salud posible, así que, junto con la aspiradora inteligente, el reloj inteligente deportivo se convirtió en el mejor regalo de las pasadas navidades. Eso sí, lo normal es que no tengamos ni idea de qué reloj smartwatch comprar. Hay muchas variables a tener en cuenta a la hora de comprar uno de estos dispositivos. Si lo que queremos es un contador de pasos para animar a nuestros padres a caminar nos sirve prácticamente cualquier modelo, pero si buscamos darle un uso más específico… ¡entonces hay que tener en cuenta estas cosas que venimos a contaros hoy!

Smartwatch según el deporte que practiques

Puede que seáis muy fans de una marca y no os planteéis comprar nada que se salga de su línea de productos. El problema es que lo más probable es que un Apple Watch no sea el mejor dispositivo, por ejemplo, para deportes de contacto. Creednos, con lo que cuesta no nos gustará nada ver que lo hemos destrozado en tan solo un par de sesiones. A la hora de invertir en un smartwatch para hacer deporte, lo primero que debemos tener en cuenta, por encima de la marca o de lo bonito que sea, es que vaya a resultarnos realmente útil.

Por eso os decíamos que para contar pasos no importa el que compréis. De hecho, si solo lo queréis para eso os animaríamos a que os gastéis lo menos posible en él. Sin embargo, si os gusta muy mucho un deporte muy específico y necesitáis que vuestro reloj se adapte al máximo a vuestra rutina, lo mejor es que os fijéis en las características que diferencian a unos de otros. Resistencia al agua, a los golpes, sensores de que disponen, periodo de sincronización, si tienen o no GPS…

¿Mucha información de repente? No os preocupéis, a continuación os dejamos una muy buena selección en función a tres deportes muy específicos. ¿Y si el que vosotros practicáis es otro? Sin problema, hemos procurado elegir tres actividades muy distintas entre sí para que podáis elegir la que más se asemeja a la vuestra.  Estamos seguros de que el post de hoy os servirá de gran ayuda, ¡y además os enseñará en qué tenéis que fijaros para elegir por vosotros mismos!

Relojes para runners

¿Os acordáis de cuando salíamos a correr con un brazalete para llevar nuestro teléfono pegado en nuestro brazo? Hay quien lo sigue haciendo, desde luego, pero conforme los smartphones fueron creciendo la cosa fue haciéndose bastante más incómoda. Por fortuna, los smartwatches de última generación incluyen gran parte de las funcionalidades que nos aporta un teléfono móvil:

    • GPS para no perdernos y monitorizar nuestras rutas
    • Recepción de mensajes sin llevar el móvil encima
    • Reproducción de música
    • Monitorización de ritmo cardíaco o volumen de oxígeno en sangre
    • Cronómetro

Estas son tan solo algunas de las funcionalidades que podemos buscar en un reloj para correr, y para nosotros dos de las mejores elecciones serían el Garmin Forerunner 245, del que ya os hablamos en este otro post, o el reloj Huawei Watch GT2, con una gran batería y GPS, del que también hicimos un análisis en este otro artículo. Los deportes como el running son los que más necesitan de la conexión por satélite, así que a la hora de elegir un reloj para runners debería ser una de nuestras principales preocupaciones.

El mejor smartwatch para natación

Encontrar un reloj inteligente para natación puede convertirse en un gran quebradero de cabeza. ¿Y eso por qué? ¿No debería bastar con que sea resistente al agua? ¡Pues resulta que no! Y es que, además de que no se fastidie con el agua, nos interesa que sea capaz de recoger nuestra actividad física de forma eficiente. Es decir, no es lo mismo correr que nadar, la distancia se mide en brazadas, ¡y no todas las brazadas las damos con la misma intensidad o intención de avanzar!

Por otro lado, aunque la gran mayoría de los smartwatches ofrecen resistencia al agua, esta no siempre es igual de fiable. Algunos resisten salpicaduras, lo que los hace ideales para deportes como el running, pero no ser sumergidos en una piscina o incluso en el mar.

  • Basándonos en esto, uno de los mejores relojes inteligentes que hemos encontrado a la hora de usarlo nadando ha sido el Fitbit Versa 2. No es un reloj inteligente compatible con iOS, pero sí con Alexa, lo que hace que podamos utilizar comandos de voz con él. Además, su batería aguanta nada menos que 5 días, ¡y el hecho de que Google esté tras él es una de sus mejores garantías!
  • También nos ha encantado el smartwatch de Xiaomi, el Amazfit Bip U Pro. De los mejores en relación calidad/precio, algo más de 40 días de autonomía y pensado especialmente para nadadores. ¡Una maravilla!

Smartwatch para usar en Crossfit

Y por último nos vamos a una de las actividades físicas más exigentes del momento, ¡os aseguramos que encontrar un buen reloj para crossfit no resulta tarea sencilla! No necesitamos necesariamente que disponga de GPS, pero sí que monitorice a la perfección nuestras constantes vitales, nos diga en vivo y en directo cuántas calorías hemos quemado y que sea duro de roer, porque lo más normal es que se lleve algún que otro golpe no deseado. Por el cronómetro no os preocupéis, que lo normal es que os lo pongan bien grande en alguna pared, ¡y que vuestro monitor no deje de deciros el tiempo que os queda!

En este caso, un smartwatch que nos encanta es el reloj Stylea deportivo. Elegid la versión que más os guste y consultadlo siempre que lo necesitéis, no os defraudará nunca.

 

Como veis existe no un reloj inteligente deportivo, sino un amplio abanico de opciones en función de para qué vayáis a utilizarlo. Eso sí, al igual que no es lo mismo comprar un coche deportivo que uno familiar, necesitamos tener muy claro qué necesitamos para saber si estamos adquiriendo el más apropiado. En la mayoría de las ocasiones, afinando un poco, conseguiréis ahorrar una barbaridad en funciones que no vais a utilizar nunca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here