hombre haciendo deporte con ropa inteligente deportiva

La tecnología siempre ha de tener como objetivo el hacernos la vida más fácil y cada vez tiene más aplicaciones en el campo de la salud y el bienestar. Dispositivos como el Samsung Galaxy Fit E, del que ya os hemos hablado en este blog, están pensados precisamente para eso. Y ahora no sólo puedes controlar tu salud desde tu reloj inteligente sino que basta con llevar puesta una camiseta, unos calcetines o un sujetador para llevar un seguimiento de nuestras constantes vitales o de nuestro rendimiento deportivo.

Precisamente el deporte es el mayor beneficiado de la irrupción de la ropa inteligente. Veamos qué es y qué aplicaciones tiene.

¿Qué es la ropa inteligente?

La ropa inteligente es aquélla que cuenta con dispositivos tecnológicos dentro de la prenda. También se le llama tecnología vestible o wearable technology. Esos dispositivos inteligentes pueden ser implantes o accesorios inteligentes.

En definitiva, se trata de prendas de vestir que son mejoradas gracias a la tecnología, la cual les añade funcionalidades que van más allá del uso tradicional de la ropa.

Su característica principal es que cuenta con textiles avanzados con circuitos entrelazados o implementa sensores y hardware adicionales para darle una funcionalidad inteligente a la prenda.

La mayoría de prendas inteligentes suelen conectarse a una aplicación o programa informático en un dispositivo secundario a través de Bluetooth o WiFi.

La ropa inteligente funciona como si fuera un wearable más, ya que cuenta con sensores y materiales de última generación que son capaces de realizar muchas tareas diferentes.

El principal campo en el que se ha desarrollado este tipo de prendas es en el deporte profesional, ya que su sistema permite recopilar datos sobre la actividad física, monitorizar el ritmo cardíaco e incluso realizar un seguimiento continuo de nuestra evolución.

Hoy en día hay muy diferentes tipos de ropa inteligente, todos ellos diseñados para hacernos la vida más fácil en nuestras tareas cotidianas y para mejorar el desempeño en distintos campos como el deporte o la medicina.

Ropa y tejidos inteligentes

Hay tejidos inteligentes que cambian de color en función de la humedad o de la temperatura ambiente, prendas que se enfrían o que evitan la radiación ultravioleta, otras que protegen el calor corporal o que eliminan bacterias… En definitiva, son muchas las aplicaciones que ya tiene este tipo de ropa.

Son cada vez más las empresas que apuestan por este tipo de tecnología y que introducen en su ropa los diferentes avances que se van produciendo en este campo. La mayoría de las veces, como ya hemos dicho, se trata de tela inteligente deportiva que permite controlar un montón de datos sobre nuestro cuerpo y nuestra actividad física. Hay todo tipo de ejemplo:

  • Calcetines que detectan las zonas de mayor presión en los pies durante una carrera.
  • Trajes ejecutivos que intercambian tarjetas de visita de manera digital.
  • Camisetas que aceleran la recuperación muscular mediante la absorción y la redistribución del calor corporal.
  • Chaquetas que permiten manejar tu teléfono móvil con un solo gesto.
  • Ropa que se regula térmicamente con unas baterías muy ligeras.
  • Ropa que incorpora Bluetooth para controlar mediante una app la temperatura de nuestro cuerpo.
  • Ropa para bebés que se expande a medida que el niño crece.

Las posibilidades son casi infinitas porque la evolución de la ropa inteligente ha sido muy rápida, aunque todavía se encuentra en una etapa de desarrollo.

Ropa inteligente: ventajas y desventajas

Como decimos, la meteórica evolución de las prendas inteligentes nos ha permitido ver casi cualquier producto textil de este tipo en los últimos años, lo cual es una gran ventaja para los usuarios. Pero éste también es un campo en desarrollo debido a diferentes factores, principalmente el coste.

Por tanto, son muchísimas las ventajas que tiene este tipo de tejidos para campos como la salud o el deporte, pero también hay ciertos inconvenientes que es preciso conocer. Vamos a verlos más claramente en la siguiente tabla:

Ventajas

Desventajas

  • La ropa inteligente para entrenar es más fácil de comprar.
  • Cuando se asiente, todos vestiremos este tipo de ropa.
  • Puede servir para mejorar nuestra salud y bienestar.
  • La tecnología está cada vez más presente en nuestra ropa.
  • Esta tecnología es más cara que la ropa normal.
  • Es un tipo de ropa complicada de encontrar.
  • Necesita evolucionar y asentarse en el mercado.

Mientras que una chaqueta normal te puede costar unos cien euros, una chaqueta inteligente puede alcanzar entre los 200 y los 500 euros. Desarrollar esa tecnología cuesta dinero y, por eso, el consumidor final lo nota en el precio. Mientras siga tratándose de una tecnología tan exclusiva, es complicado que bajen los precios.

De todos modos, tampoco es fácil de adquirir, puesto que no son tantas las empresas que desarrollan este tipo de prendas ni tampoco las que lo hacen las ponen a la venta en todos los mercados.

Para los deportistas es más fácil, ya que es el campo en el que mayor desarrollo ha adquirido por el momento, y cada vez se ofrecen más facilidades de compra online de este tipo de productos, aunque en nuestro país todavía escaseen.

Pero la previsión es que este mercado siga evolucionando deprisa y, dentro de un tiempo, todos podamos llevar ropa inteligente a unos precios razonables.

Ropa inteligente para controlar datos corporales que puedes comprar ya

Como decimos, hoy por hoy es complicado adquirir prendas de ropa inteligente. No es tan fácil como comprar un reloj deportivo inteligente, que ya está muy extendido y al alcance de todos. Sin embargo, hay tiendas online como Chain Reaction Cycles, donde puedes encontrar ropa deportiva inteligente.

Y también es posible encontrar ropa inteligente que se conecta por WiFi para controlar tus datos corporales, como un sujetador deportivo que registra la distancia recorrida, la frecuencia cardíaca y respiratoria o la recuperación de la persona que lo usa. Aunque, desgraciadamente, la mayoría de estas prendas sólo las puedes adquirir en Estados Unidos o Corea. Vamos, que en España no tenemos tanto acceso a ello a no ser que seamos un equipo profesional de fútbol, baloncesto, atletismo… ¡Todo llegará!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here