Samsung ha sacado su modelo MS750, que consiste en una barra de sonido bastante atractiva en cuanto a diseño, muy potente en cuanto a volumen e innovadora si nos referimos a sus prestaciones.

Tecnología de audio UHQ

Mientras todavía tratamos de distinguir entre UHD y HDR, en cuanto a imagen digital, el sonido también quiere actualizarse y lo hace mediante las siglas UHQ, que hacen referencia a Ultra High Quality (Calidad Ultra Alta, en su traducción literal). Es decir, la mayor calidad de audio posible porque escala la pista original a 32 bits. Samsung ya ha incorporado esta tecnología en su barra de sonido MS750, por lo que en cuanto a fidelidad de audio es difícil que, de momento, encontremos algo mejor.

Tecnología Distortion Cancelling

Otra terminología no nueva, pero sí innovadora en la aplicación sobre barras de sonido es la denominada “Distortion Cancelling“. En esta ocasión se hace referencia a la distorsión por sonido que aparece en ocasiones durante la reproducción de audio, normalmente por el movimiento de los altavoces y que en esta ocasión se supone que ya no se oirían. Lo que está claro es que Samsung intenta por todos los medios posibles dejar claro que su barra de sonido ofrece la mayor claridad posible. ¿Pero qué sucede con los graves?

Barra de sonido con subwoofer integrado

Samsung se la juega y apuesta por no incorporar subwoofer, dado que es un gasto extra para el usuario y no siempre se corresponde la calidad del mismo con la de la propia barra de sonido. En su lugar, para el MS750 lo que ha escogido es un subwoofer integrado, del que no sabemos demasiado pero sí tenemos dudas de que pueda funcionar correctamente, simplemente porque no se había hecho antes, al menos en barras de sonido tan avanzadas como la que Samsung plantea.

Tamaño de la Samsung MS750

En primer lugar hace sospechar el tamaño, dado que en subwoofers, el tamaño suele importar y la barra de sonido de Samsung no es relativamente grande, se mantiene en el estándar del sector. Por otro lado, que reproduzca los graves al nivel deseado también es toda una incógnita, pues prescinde de dimensiones y potencia para ello.

Ahora bien, si Samsung cumple con lo prometido, no sólo será sorprendente sino una auténtica revolución. Uno de los pocos obstáculos por los que el sector de las barras de sonido no se dispara en ventas es, precisamente, la necesidad de contar con auxiliares como el subwoofer. Si se van eliminando, podría convertirse en una tendencia que se instaurara en el futuro. Esperamos poder analizar pronto lo que Samsung es capaz de hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here