Las cámaras de vigilancia han cobrado un incremento importantísimo los últimos años, gracias al desarrollo tanto de la calidad de grabación llegando hasta el 4K, como también por parte de la vinculación con los smartphones, que permiten recibir notificaciones y realizar monitorización en tiempo real. Si el mercado de cámaras de vigilancia ya es atractivo de por sí, en verano cobra especial importancia, dado que es cuando mayor cantidad de gente deja el hogar para irse de vacaciones. Sin embargo, hoy os presentamos una alternativa a estos desarrollos, se llama Somfy One y podría representar el próximo paso en el sector de la seguridad telemática del hogar.

Las prestaciones de Somfy One que te convencerán de tener uno

Somfy One es un dispositivo atractivo, lo que ya es toda una ventaja respecto a las clásicas cámaras de seguridad. De hecho es bastante parecido a los asistentes virtuales que las empresas tecnológicas han desarrollado recientemente.

Está disponible en colores blanco y negro y dentro contiene una cámara de vigilancia con grabación Full HD, con gran angular y zoom de 8 aumentos, así podremos tener una visión amplia del ángulo de colocación que escojamos y visibilidad incluso con poca luz, como es lógico que suceda en una casa que cerramos para irnos de vacaciones.

Características de la Somfy One

Tiene sistema de detección inteligente, de forma que puede distinguir entre animales o que realmente alguien ha entrado en casa, uno de los principales problemas que las cámaras de vigilancia exponen actualmente. Por descontado, tiene un sistema de alarma.

Tanto puede utilizar una alarma acústica, como notificaciones directas hacia nuestro smartphone. No obstante, no es necesario esperar a recibir estas notificaciones. Como las cámaras de vigilancia más avanzadas, Somfy One también da acceso al usuario de forma remota a la cámara de grabación, por lo que desde cualquier lugar y en cualquier momento, tendremos visualización del interior de nuestra casa aunque no estemos en ella.

Para asegurar la autonomía, el sistema utiliza conexión a la energía eléctrica, con lo que evitamos el peligro de que el dispositivo se quede sin energía. No obstante, sí tiene una batería interna, para esos imprevistos en los que la luz se va o, también, por si queremos utilizarla exclusivamente cuando estamos en el trabajo y no queremos conectarla a la luz. Somfy One está disponible desde 250 euros en su versión básica y alcanza los 399 si queremos que incluya entre otras cosas detector de movimiento de puertas y ventanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here