Que el futuro de los métodos de pago pasa por el uso del móvil es algo que prácticamente todos los consumidores y también los propietarios de los comercios tenemos bastante asumido como inevitable.

Futuro incierto de los selfies como método de pago

Lo que todavía no está decidido del todo es, dentro de las muchas posibilidades existentes, cuál es la opción más correcta de todas, aquella que aúne seguridad y comodidad para el usuario, además de contar con la suficiente adaptación tecnológica como para poder ser asumible su integración en todo tipo de sitios.

Dentro de las distintas opciones que se han barajado está el teléfono móvil como monedero, como sustituto de la VISA o como método de seguridad. Y es precisamente este último caso el que más creatividad parece estar ofreciendo.

Lo último ha sido identificar en la metodología de “selfies” (autorretratos realizados con el teléfono móvil) como el mecanismo más seguro en el pago electrónico.

Nueva patente de Amazon

Tanto es así que Amazon ha mostrado interés en patentar un novedoso sistema de pago que aúna todos los componentes que se buscan en este tipo de sistemas y que hemos mencionado anteriormente.

La metodología que acaba de patentar Amazon todavía no existe, es decir que es algo completamente innovador. Pero una vez explicado es una auténtica maravilla funcional y tecnológica.

Consistiría este sistema en integrar en las fichas de los productos una posibilidad de pagar el importe a través del móvil y, para verificar la autenticidad del mismo, el usuario podrá hacerse una fotografía cuyos rasgos faciales se identifiquen como que es él o ella quien realiza el pago y no un robot, una fotografía impresa o una persona distinta.

Mayor seguridad en los pagos

La base teórica, desde luego, es indiscutible. Suplantar la identidad de alguien consiguiendo su contraseña o su tarjeta de crédito es relativamente sencillo.

Sin embargo, para poder piratear este sistema, se necesitaría representar un rostro en modelado 3D con capacidades de animación. Algo que, como es obvio, no es asumible por una gran mayoría.

El problema de este innovador sistema es cómo conseguir que la tecnología de reconocimiento consiga identificar un movimiento o gesto de la cara como aquél elemento diferenciador que debe servir para verificar una cuenta y permitir el pago.

Por esa razón, la patente de Amazon sí es una realidad, pero la fecha de salida de este sistema de pago es una incógnita, incluso para los propios desarrolladores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here