La simple acción de irse a dormir hasta ahora carecía de ninguna acción tecnológica. De hecho, era el momento en que podíamos apagar todos los dispositivos y “desconectar”  digitalmente para dedicarnos exclusivamente a dormir. Sin embargo, eso ha cambiado completamente en la actualidad. Ahora no solo no desconectamos sino que la hora de dormir puede ser el momento álgido de conexión de dispositivos. Te contamos todos los pasos necesarios.

La pulsera de actividad

Con las pulseras de actividad podemos monitorizar el sueño. Son capaces de medir las horas que hemos dormido, así como el nivel de descanso que hemos conseguido en cada momento.

Con un dispositivo móvil podremos ver un historial de nuestro descanso diario, el nivel de sueño e incluso cuándo hemos podido tener alguna alteración irregular.

Las pulseras de actividad de paso pueden controlar el ritmo cardíaco, la tensión e incluso la oxigenación en sangre, aunque la mayoría realizarán esos controles cuando el usuario lo indique específicamente.

Un sistema de inducción del sueño

Si nos centramos en conseguir un sueño relajante, también tenemos un buen montón de dispositivos. Encontramos principalmente de dos tipologías, los que generan un ruido artificial y los que aprovechan el aire para, con unas hélices, moverlo hasta generar un ruido que motive el sueño.

Estos dispositivos se han creado con muchos objetivos, desde un descanso más profundo y rápido hasta solucionar problemas de apnea o de respiración mientras dormimos. Obviamente no todos los usuarios son compatibles con estos dispositivos, porque hay muchos que al mínimo ruido ya no pueden conciliar el sueño.

Si no es tu caso, te recomendamos aprovechar estos dispositivos porque en poco tiempo notarás cómo duermes mucho mejor.

Un móvil para el análisis del sueño

Ya tenemos nuestra pulsera de actividad conectada, nuestro sistema de inducción al sueño y ahora solo nos falta aprovechar todas estas horas de descanso para poder analizar cómo nos ha influido a nosotros.

En casi la totalidad de los casos, esto es posible mediante una app que se vincula a nuestro teléfono móvil.

Tanto las pulseras como los inductores suelen contar con una que relaciona directamente en nuestro teléfono móvil los datos que puede almacenar, en caso de la primera o, al menos, nos permite controlar el dispositivo de forma programable o manual, en el caso del segundo. Aprovecha la era tecnológica, conecta todos tus dispositivos ¡y que tengas felices sueños!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here