Si estás pensando en comprarte una nueva televisión es posible que te hayas planteado dar el salto por fin al 4K, la máxima tecnología audiovisual. Será un cambio notable en el disfrute de cine y series en casa y una resolución de un detalle insuperable, al menos a primera vista. Pero cuando llegues a tu tienda favorita, es posible que comiences a desconfiar, al ver que algunas marcas ya están ofreciendo 5K o incluso 8K, que algunas tienen compatibilidad con HDR y otras no… Te explicamos por qué sucede esto.

Vimeo se adelanta con reproducción en 8K

La primera pista nos la ofrece la plataforma audiovisual Vimeo, que ya permite la reproducción de vídeos en calidad 8K. La razón es que es posible grabar en esta calidad, por lo que ellos también permiten la emisión, pese a que prácticamente no existe tecnología para reproducirlo como se merece en todo su potencial. Es la señal de que el vaticinio de que en pocos años el 4K será sustituido por el 8K es cierto y pronto las televisiones que ahora ofrecen la máxima calidad que un espectador podría imaginar, quedarán obsoletas, como todo en la industria tecnológica.

Por tanto, las resoluciones 4K, 6K, 8K o incluso 10K, tan solo presentan la calidad a la que se está emitiendo un contenido audiovisual, en base a cómo se ha podido grabar. Para poder disfrutar de este tipo de tecnología necesitamos varias cosas.

En primer lugar, que se cumpla la condición de que, efectivamente, se ha grabado en esta calidad. Por otra parte, es necesario un sistema operativo que emita a esta calidad, lo que llevan incorporadas las televisiones actuales y que diferencia a unos modelos y otros, incluso en la propia franja 4K o en la que se encuentren. También necesitamos un reproductor. Hablar de emisiones en 8K cuando apenas hay contenido en 4K en emisión, salvo alguna excepción de streaming online no tiene mucho sentido. Por tanto, los Blu-Ray 4K y sus reproductores son los mejores aliados para disfrutar de esta calidad.

El HDR se asienta definitivamente

Lo que sí parece más estable es el HDR. Se trata de una tecnología audiovisual que perfecciona la nitidez, la profundidad y el realismo de las imágenes capturadas, entre otras muchas características. De momento, a diferencia del 4K y sucesivos, el HDR se mantiene estable, con variaciones simplemente de optimización baja a alta, aunque esto siempre es perfectamente configurable por el espectador, con la condición de que su dispositivo sea totalmente compatible con esta tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here