tele más grande

¿Cuántas y cuántas veces hemos fantaseado con tener una pantalla de cine en casa? Sobre todo durante los peores meses de la pandemia de coronavirus, en los que más de uno nos quedamos con las ganas de ver la TENET de Cristopher Nolan… No, tener una tele de ese tamaño en nuestros hogares no es factible, pero la Wall TV Samsung es la experiencia más parecida que podemos encontrar a día de hoy. La firma coreana ha vuelto a revolucionar el mercado no con una TV 200 pulgadas, ¡sino de hasta 292 en su configuración más monstruosa!

Paro dejemos de tirarle flores gratuitamente a la Samsung S9W y metámonos en faena. De momento, la Wall TV Samsung es la televisión curva más grande del mundo, sí, pero sus bondades no se acaban ahí. Hoy, en Technoreviews, vamos a ver por qué, además de por su tamaño, comprar la televisión con más pulgadas del mundo sería una gran inversión. Después de esto… ¡el único problema que vais a tener que solucionar es dónde ponerla!

La televisión más grande del mundo

Lo primero que pensamos cuando vimos la Wall TV Samsung es que es la excusa perfecta para cambiar de casa de una vez por todas. Ya hemos pasado un confinamiento sin patios ni balcones, pero pasar una vida entera sin esta TV gigante Samsung… eso sí sería un buen disgusto. Hace un tiempo ya hablamos de qué televisión comprar, si Samsung o LG. Pues bien,  si nos centramos únicamente en su relación tamaño/calidad… está claro que la primera de las marcas ha dado un puñetazo encima de la mesa que ha hecho temblar los cimientos de la industria.

Para que nos hagamos una idea, los televisores domésticos asequibles más grandes en la actualidad, los de 85’’, tienen algo más de 2’15 metros de diagonal. Bien, ¿sabéis cuánto camino hay desde la esquina de un Wall TV Samsung de 292 pulgadas hasta justamente la opuesta? ¡Más de siete metros, que se dice pronto! Eso sí, tal y como veremos a continuación en el apartado de las características de la Samsung S9W, la firma asiática no solo se ha conformado con fabricar una TV smart gigante, qué va.

Estamos hablando de una televisión Full HD que se sitúa en el top de la calidad visual actual gracias a su tecnología. De hecho, la versión de 150 pulgadas presume de reproducción en 8K con una viveza de colores y un poderío en el contraste que ya quisieran muchos de los modelos más pequeños que tenemos en casa. Esta televisión curva de Samsung es una auténtica fantasía hecha realidad, una que no todos tendremos la oportunidad de disfrutar, y es que… ¡nuestros Reyes Magos no podrían pagarla ni en tres vidas de portarnos bien! Eso sí ojito, que la electrónica tiende a abaratarse con el tiempo… ¡así que id agrandando el salón!

Samsung S9W características técnicas

Tal y como ya hemos mencionado, la Wall TV Samsung no solo es una pantalla enorme, sino que es un portento tecnológico. Además de todas las ventajas de una televisión curva de Samsung y de una televisión Full HD cualquiera, supone un avance tremendo gracias a su tecnología MicroLED. ¿Y esto qué es? ¡Pues ni más ni menos que el futuro traído a nuestros días por la chica del anuncio de Neutrex!

Bromas aparte, si el QLED ya nos parecía de locos, el MicroLED garantiza una calidad de imagen y una profundidad de negros de alucine. ¿Y qué pasa con el brillo? Porque iluminar una pantalla de cerca de 300 pulgadas no debe ser tarea fácil, ¿no creéis? Pues no, la Samsung S9W tampoco adolece de ser demasiado oscura. Todo lo contrario. Los millones de sensores MicroLED repartidos por toda la TV gigante Samsung le otorgan alto brillo anulando completamente la posibilidad de que la imagen termine quemándose.

Un despliegue de sabiduría y buen hacer que han convertido a la Wall TV Samsung no solo en la televisión más grande del mundo hasta el momento, sino en una de las más avanzadas que podemos encontrar en el mercado. De momento no sabemos nada oficial sobre su precio, aunque hay quien señala que podría multiplicar hasta por cuatro el modelo más caro de Samsung en la actualidad. Esto es, cerca de 400.000€ que, aunque a nosotros nos parecen una burrada, ahí quedan…

Calidad de imagen con más de 200 pulgadas

El principal problema cuando hablamos de una TV smart gigante como la Wall TV Samsung, más aún que el tamaño, es la calidad visual. Al fin y al cabo, las paredes siempre pueden echarse abajo, pero… ¿qué pasa con problemas como los píxeles muertos, la poca definición o incluso los mareos por fijar la vista más tiempo del debido en una monstruosidad así? No, con la Samsung S9W esto no pasa, y es una auténtica maravilla. El sistema de Micro Led TV modular del que hace gala y del que ya presumió en el CES 2020 a principios de ese mismo año, es una gozada para los sentidos. No hay zonas vacías y los colores son una barbaridad. Hablamos, en definitiva, de una televisión Full HD completamente funcional.

¿Y qué pasa con la distancia que necesitamos para verla como es debido? La curvatura de su pantalla, de 4,2 metros, no es únicamente una cuestión de diseño. Se trata del resultado de muchos estudios que garantizan que podamos disfrutar de una experiencia inigualable sin necesidad de irnos a una distancia equivalente a la octava fila del cine. Por si esto fuese poco, el hecho de estar hablando de una televisión curva de Samsung nos garantiza un campo de visión optimizado, sobre todo en comparación con cualquier pantalla plana del mercado.

Si una TV 200 pulgadas te parece poco para ver tus series y películas, la Wall TV Samsung de hasta 292’’ cambiará tu concepción de entretenimiento audiovisual para siempre. ¿Cambiar de coche? De eso nada, seguro que aguanta un poquito más… Id ahorrando para la Samsung S9W, que es uno de esos trenes que solo pasan una vez en la vida. ¿Os imagináis que solo fabrican una tirada y ya nunca más? ¡No queremos ni pensarlo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here